Recuerdos robados (I): Y bastó la primera vez

Recuerdos robados (I): Y bastó la primera vez

Recuerdos robados (I): Y bastó la primera vez

Escrito por @Ciberlady2014

De la autora: Esta es una historia real, a retazos. Nacida de pequeños pasajes de vidas ajenas que -con el consentimiento de sus protagonistas- desde hoy, he decidido compartir.

¿Nerviosa? –Interroga y rompe, desde el asiento del copiloto, el silencio tempestuoso que había caracterizado el trayecto. –

No –contestó Amanda con frialdad mientras asumía el máximo de concentración en la vía.

Conducía su auto, rojo, intenso, de Modelo Peugeot 406 por la 246 vía Terminal 3 del Aeropuerto Internacional José Martí.

Su acompañante, periodista de condición y también de profesión, dejó escapar esa risilla que solía anteceder sus mejores estocadas laborales. Miró fuera, quedaba poco para llegar al aeropuerto pero prefirió aguardar.

Si, sí estas nerviosa. Y mucho…-apuntó-

¿No cuela verdad? –interrogó la conductora-

¿Qué cosa?

–  Lo de ocultar los nervios.

–  Ah, por supuesto que no pero ¿Sabes? Es normal; yo lo estaría…..Mira, ya llegamos… Sigue leyendo

Anuncios

“Envejecer es obligatorio, crecer es opcional”.

Envejecer es obligatorio, crecer es opcional.

Envejecer es obligatorio, crecer es opcional.

Por: Juan Carlos Moreira De Lara.

Por estos días he sido oído de más de una persona cercana comentar sobre el tema de la vejez. Casualmente también, he estado leyendo el excelente libro del profesor Manuel Calviño: “Vale la pena: escritos con psicología”, donde he encontrado dos títulos sumamente ilustrativos referidos al tema de la longevidad: “Un secreto de la longevidad” y “La tercera no es la vencida”. Sigue leyendo

Mi primera vez

Mi Primera Vez

Mi Primera Vez

Por: Daniela Martinez

Eran días fríos los que se acercaban y un grupo de chicas estaban dispuestas a hacer de todo para romper la rutina diaria del estudio, por lo que conversando sin son ni ton una de ellas linda y delicada como una rosa el cual dicho sea de paso era su nombre levantó su voz y dijo ¨Vallamos de campin¨ a lo que las demás chicas contestaron ¨niña tu siempre poniéndola difícil ¿Te has dado cuenta el frío que va a hacer el fin de semana?¨

Rosa: Hay niñas si no tenemos que bañarnos en el río en caso de que haya frío realmente, ¿la idea no es cambiar la rutina?, pues que mejor manera que esa, la de hacer cosas diferentes. Sigue leyendo

“Un admirador ¿real o soñado?” Parte 2

claveles_rojos

Esperanza en un amor, enamoramiento

 Por: Dalila Rodríguez

email: dalilita860324@gmail.com

En la tarde de hoy volví a sentirme viva, una sorpresa llegó a mi puerta; una sorpresa que me removió el piso como hacía mucho tiempo no pasaba. Resulta que cuando pensaba que mi admirador secreto ya se había olvidado de mi recibí una muestra bien clara de que estaba equivocada.

¿Se recuerdan de mi admirador secreto? Si, ese mismo, el que me llamó una noche a mi casa diciéndome que me veía pasar todas las tardes frente a su casa, que era tanto su anhelo por tenerme cerca que hasta soñaba conmigo. Bueno ha pasado un tiempo ya sin saber nada de él, tuve miles de pensamientos para con su persona, creo que hasta medio dramática o paranoica me puse en alguna que otra ocasión. Creí que había sido solo una imaginación en mi cabeza, que se había mudado de casa, que tenía mejores cosas que hacer o que mi voz no le había gustado y por eso desistió de la idea de hacerme saber que estaba ahí, sintiendo como se le mueve el piso cada vez que paso por el frente de su hogar. Sigue leyendo

La felicidad es el camino

FelicidadPor: José Morell

email: jmorel@cav.uci.cu

Nos convencemos de que la vida será mejor después de cumplir los 18 años, después de casarnos, después de conseguir un mejor empleo, después de tener un hijo, después de tener otro…
Entonces nos sentimos frustrados porque nuestros hijos no son lo suficientemente grandes, y pensamos que nos sentiremos felices cuando lo sean. Después nos lamentamos porque son adolescentes difíciles de tratar; ciertamente, nos sentiremos más felices cuando salgan de esa etapa. Nos decimos que nuestra vida será completa cuando a nuestro(a) esposo(a) le vaya mejor, cuando tengamos un mejor carro o una mejor casa, cuando podamos ir de vacaciones, cuando estemos retirados. Sigue leyendo