“Envejecer es obligatorio, crecer es opcional”.

Envejecer es obligatorio, crecer es opcional.

Envejecer es obligatorio, crecer es opcional.

Por: Juan Carlos Moreira De Lara.

Por estos días he sido oído de más de una persona cercana comentar sobre el tema de la vejez. Casualmente también, he estado leyendo el excelente libro del profesor Manuel Calviño: “Vale la pena: escritos con psicología”, donde he encontrado dos títulos sumamente ilustrativos referidos al tema de la longevidad: “Un secreto de la longevidad” y “La tercera no es la vencida”.

¿Será acaso un tema alarmante? ¿Por qué todo el mundo habla del asunto?

Información reflejada en la entrega del estudioso psicólogo cubano tras una investigación realizada, para los inicios de los años noventa se calculaba como esperanza de vida promedio los 30 años de edad, hoy es algo diferente, pues se acerca a los 80 años.

Especialistas en temas demográficos señalan que más del 25% de la población mundial formará parte de la tercera edad, habiendo más de 600 millones de personas con edades superiores a los 65 años. El 2050 llegará habiendo aproximadamente 2 000 millones de persones mayores de 60 años si bien en el 2010 una de cada cuatro europeas superaba esa cifra. Siendo así entonces el 40% de la población mundial serán personas mayores de 60 años, una vez que para los próximos setenta años 9 000 millones de seres humanos cumplan esa edad.

Es válido destacar que el crecimiento de la población mundial es justamente por las edades más avanzadas y la reproducción humana se torna bien discreta, entonces habrá que preguntarse lo siguiente, y tomo palabras del distinguido y reconocido cantante Marco A. Solís ¿a dónde vamos a parar?

Pues bien, está claro que de ser afirmativos estos vaticinios estaríamos hablando de que lo más normal sería rondar los 50 como personas categorizadas de joven y será un fenómeno que debemos y tendremos que aceptar.

La población cubana lleva varios años en la fase final de la transición demográfica, con bajos niveles de fecundidad y mortalidad, y por ende, bajos ritmos de crecimiento natural. Pero, los cambios que experimentan las tasas de fecundidad y mortalidad durante el proceso de transición demográfica no sólo afectan al tamaño y al ritmo de crecimiento de la población, sino también a su estructura por edades, que tenderá a envejecer con el paso del tiempo.

En Cuba este proceso ha sido muy acelerado y homogéneo y tiene evidentemente una repercusión directa en los ámbitos económico, social e institucional de la sociedad.

Se prevé que en el año 2025 habrá en Cuba casi tres millones de personas mayores de 60 años «representando el 25% de la población total» lo que significará que uno de cada cuatro habitantes del país será un anciano.

Así, pues, ha sido preciso que emerjan medidas con el propósito de contrarrestar mencionadas variabilidades. Es por eso que en el año 2008 fue modificada la Ley No. 24 por la Ley No.105 «de Seguridad Social» con la intención de utilizar la capacidad laboral de las personas de edades avanzadas extendiendo su permanencia en los centros de trabajo.

¿Qué hay de malo en llegar a viejo?

Nada, en lo absoluto, mi modesto parecer. Si hurgamos en los profundo del asunto, encontraremos distinciones tan positivas como la experiencia que solo los años proveen, la labor exquisita en la formación de las nuevas generaciones, con valores y principios, los roles determinantes en las familias, el afecto y el cariño.

El secreto es llegar a viejo, pero sin envejecer. La edad no es cuestión de años que se suman, sino de experiencias positivas que se disfrutan dijo alguien alguna vez. La idea más importante es llegar a disfrutar tantos años como podamos, de la mejor manera que podamos.

Tendremos que estar preparados para cuando suceda. Pues llegado el momento habrá que asumir los retos que depare.

Es justo y necesario el buen sentir y el diálogo afable con quienes hoy hacemos llamar de la tercera edad, por ahí transitaremos inevitablemente. No hagamos con ellos lo que no nos gustaría por lo que nos hicieran pasar. Seamos más humanos y solidarios, nos sentiremos mejor con nosotros mismos. Transmitamos el amor que por ellos sentimos, dejarlo saber a cada instante es la mejor manera de demostrarlo.

Tengamos mejor calidad de vida, hagamos dieta saludable, practiquemos ejercicios, relacionémonos dejando a un lado la soledad, ocupemos nuestro tiempo para bien. Son buenas prácticas para llegar de una mejor manera a la popularmente llamada “juventud acumulada”. La vejez no tiene por qué convertirse en un tormento.

Nunca te lamentes que te estás haciendo viejo, porque a muchos les ha sido negado este privilegio.

 Se continúa siendo joven en tanto que se es receptivo;

receptivo a lo que es bello y a lo que es grande;

receptivo al amor, a la ternura, a la amistad.

Anuncios

Un comentario el ““Envejecer es obligatorio, crecer es opcional”.

  1. Pingback: “Envejecer es obligatorio, crecer es opcional”. | Noticias de mi Tierra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s